Straight Talk [Spanish]

La “Epidemia Silenciosa” de la Soledad en la Adultez

por MPC Foundation

El mundo prestó atención cuando en enero del 2018, Gran Bretaña anunció la creación del Ministerio de la Soledad, el cual está concertado y dedicado al esfuerzo de combatir la “Epidemia Silenciosa” de la soledad en la adultez, que eventualmente sobrecarga el sistema de salud.

En Canadá, la investigación ha demostrado que aproximadamente uno de cada cinco canadienses experimentan algún nivel de soledad. No sorprende que el grupo de población más vulnerable sea el de los adultos mayores, y que la causa más común de la soledad sea el aislamiento social, que es a menudo definido como la falta de calidad y cantidad de contacto social. En el 2016, Statistics Canada reportó que el 28% de los hogares tenían solo un residente. Este es un número récord que resalta una tendencia preocupante.

Entonces, ¿cuál es el perfil de alguien que puede ser vulnerable al aislamiento social?

  • Aquellos que viven solos.

  • Los adultos mayores (generalmente mayores de 55 años).

  • Los que viven con bajos ingresos.

  • El analfabetismo y carencia de habilidades lingüísticas.

  • Aquellos con problemas de salud física y/o mental.

  • La población LGBTQ.

Tenga en cuenta que, si bien ningún factor individual puede predecir el aislamiento social, la presencia combinada de los factores anteriormente mencionados incrementará la vulnerabilidad. Por ejemplo, un individuo de edad avanzada con problemas de salud física y que vive solo, es muy vulnerable al aislamiento social.

Según Statistics Canada, los adultos mayores (de 65 años en adelante) corren un riesgo mayor de sentirse solitarios y socialmente aislados, debido en gran medida a factores que limitan el contacto social, como la disminución de ingresos económicos, problemas de movilidad y la muerte de seres queridos como amigos y familiares.

La investigación Canadiense ha encontrado que uno de cada seis adultos mayores está socialmente aislado, mientras que se ha informado que las tasas de aislamiento social para los adultos mayores que habitan en viviendas colectivas (como casas de retiro o centros de cuidado prolongado) han alcanzado el 43%. Los estudios médicos han encontrado que la soledad tiene el mismo impacto en la mortalidad que fumar 15 cigarrillos al día, lo que la hace aún más peligrosa que la obesidad”.

Hasta la fecha, el tema del aislamiento social permanece oculto y difícil de abordar, a pesar de estar bien evidenciado en la salud física y mental. En una nota más optimista, se ha demostrado que, con la acción concertada y colectiva, se puede mitigar el aislamiento social y revertir sus efectos dañinos. Con ese conocimiento en mente, nos corresponde a todos nosotros, como ciudadanos de una comunidad, hacer todo lo posible para proteger y acercarnos a nuestros vecinos mayores. Conviértete en un amigo para alguien que no tiene a nadie más. ¡Tu gesto de generosidad puede salvar vidas!